FESABID reclama el compromiso de todas las Administraciones para la promoción de las bibliotecas públicas españolas

La Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística (FESABID) hace un llamamiento a todas las Administraciones Públicas para una Declaración de compromiso por la biblioteca pública en España, en el que las consideran “la casa común de pueblos y ciudades”. Este llamamiento se ha hecho público en la sede de Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en el marco de la presentación del Informe Las bibliotecas públicas en España: diagnóstico tras la crisis económica,. El Informe ha sido elaborado por Natalia Arroyo, Hilario Hernández y José Antonio Gómez tras estudiar los datos e indicadores de estas instituciones en el periodo de 2010 a 2017.

FESABID aboga por el compromiso de las Administraciones para el desarrollo de una política bibliotecaria que fortalezca estos servicios para garantizar los derechos de la ciudadanía en el acceso equitativo a la información, la educación, la cultura y el conocimiento.

FESABID propone la alianza entre el conjunto de los agentes involucrados para contribuir a la mejora de la vida de las personas y de sus comunidades promoviendo la igualdad, la equidad, la inclusión, la sostenibilidad y la cohesión social.

Según el Informe, durante los años de la crisis económica las bibliotecas públicas de España sufrieron la pérdida de puntos de servicio, profesionales y recursos económicos para adquisiciones, actividades y proyectos, lo que supuso un estancamiento en su evolución positiva de las últimas décadas. Han sido sobre todo los ayuntamientos los que tuvieron que incrementar su esfuerzo en la financiación y el mantenimiento de las bibliotecas, que actualmente supone un 77.7% del total, porque se redujo muy sustancialmente la contribución de las administraciones autonómica y general del Estado. Actualmente en España la financiación de las bibliotecas está en unos diez euros por habitante y año en España, prácticamente lo que se aportaba en 2009.

La consecuencia ha sido un desequilibro en la estructura del gasto que ha dificultado la innovación en los servicios, y ha ocasionado un aumento de las desigualdades interterritoriales respecto a lo que las bibliotecas ofrecen a sus vecinas y vecinos. Así, por ejemplo, mientras que Comunidades como Canarias o Andalucía no llegan a invertir 6 euros por habitante para sus bibliotecas, Cataluña y País Vasco superan los 16 euros.

A pesar de los recortes, el gran esfuerzo del personal de las bibliotecas llevó durante estos años a un gran incremento de las actividades y a servicios muy comprometidos con las necesidades de sus comunidades. Ello explica que globalmente se hagan unos 107 millones de visitas al año a las bibliotecas públicas y que obtengan una alta valoración ciudadana: 8.1 sobre 10.

Pero en el Informe también se recuerda que 1,5 millones de personas en España carecen de servicio de biblioteca pública o bibliobús en su localidad de residencia, habiéndose perdido estos años un 5.8% de los puntos de servicio bibliotecario existentes en el país y un 50% del presupuesto para adquisiciones. Por tanto, es fundamental incrementar la inversión en bibliotecas públicas de las distintas Administraciones si se quiere recuperar la igualdad de oportunidades que ofrecen a la ciudadanía.

Para afrontar estos problemas, en su Declaración “Bibliotecas públicas españolas: la casa común de nuestros pueblos ciudades”, FESABID reclama un compromiso de todas las Administraciones para reactivar y reforzar los mecanismos de cooperación, el incremento de la financiación y el alineamiento con las políticas que contribuyan a reducir las desigualdades en y entre los diferentes territorios.

bibliotecas públicascrisisFESABIDinforme
Comments (0)
Add Comment